39 jugadoras, entre ellas 21 de las campeonas del mundo, exigen «cambios contundentes» en la RFEF para volver a ser convocadas

MADRID, 15 (SERVIMEDIA)

Un total de 39 jugadoras, entre ellas 21 de las 23 campeonas del mundo, exigieron este viernes la puesta en marcha de «cambios contundentes» en la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) para volver a ser convocadas con la Selección española de fútbol femenino, ya que las decisiones que se han tomado «no son suficientes para que las jugadoras se sientan en un lugar seguro, donde se respete a las mujeres, se apueste por el futbol femenino y donde podamos dar nuestro máximo rendimiento».

Lo hicieron en un comunicado conjunto emitido unos minutos antes de que la nueva seleccionadora, Montse Tomé, diera la lista para los partidos de la Nations League que el combinado nacional jugará contra Suecia y Suiza.

El comunicado también ha coincidido en el tiempo con el día en que el expresidente de la RFEF Luis Rubiales ha declarado en la Audiencia Nacional por el beso no consentido que propinó a Jennifer Hermoso, y que fue el motivo por el que se vio obligado a dimitir tras días negándose a hacerlo. Este episodio también provocó la destitución de Jorge Vilda, que aplaudió en pie el discurso incendiario de Rubiales ante la Asamblea General Extraordinaria de la RFEF, como seleccionador nacional.

En un tono muy duro, las firmantes del comunicado expresaron su «enorme descontento» tras lo acaecido en la entrega de medallas y en la referida asamblea, lo que les dio pie a aseverar que «los hechos que desgraciadamente todo el mundo ha podido ver no son algo puntual y van más allá de lo deportivo».

Quizás también te interese:  La Reina destaca que "el tabaquismo no es un hábito, es una enfermedad y debemos ayudar"

En ese sentido, dejaron claro que «ante estos actos debemos tener tolerancia cero, por nuestra compañera, por nosotras y por todas las mujeres».

Las jugadoras expusieron que han mantenido una serie de reuniones con responsables de la RFEF en las que pusieron sobre la mesa «de manera clara y contundente» los «cambios que entendemos que son básicos para poder avanzar y llegar a una estructura que no tolere ni forme parte de hechos tan denigrantes».

Afirmaron que «en todo momento» han tenido «una actitud abierta al diálogo, buscando transmitir unos motivos claros y argumentados que entendemos necesarios para poder realizar nuestro trabajo al máximo nivel con el respeto que merecemos».

Los «cambios» que las jugadoras han planteado a la RFEF, especificaron éstas, «se basan en la tolerancia cero antes esas personas que desde un cargo dentro de la RFEF han tenido, incitado, escondido o aplaudido van contra la dignidad de las mujeres».

Por esa razón, refrendaron que «creemos firmemente que se requieren cambios contundentes en los puestos de liderazgo de la RFEF y, en concreto, en el área del fútbol femenino». «Todas estas personas entendemos que deben estar lejos del sistema que debería protegernos y que por desgracia se aleja mucho de una sociedad avanzada», apostillaron.

Ante esta situación, exigieron una «reestructuración del organigrama de fútbol femenino», al frente del cual está Rafael del Amo; una «restructuración del gabinete de la presidencia y secretaria general», comandada ésta última por Andreu Camps; «dimisión del presidente de la RFEF, Pedro Rocha; «reestructuración del área de comunicación y marketing»; y «reestructuración de la dirección de integridad», liderada por Manuel García Caba.

Quizás también te interese:  El verano se estrena con 12 comunidades avisadas por lluvias y tormentas

Las jugadoras explicaron que han trasladado a la RFEF que «los cambios que se han producido no son suficientes para que las jugadoras se sientan en un lugar seguro, donde se respete a las mujeres, se apueste por el fútbol femenino y donde podamos dar nuestro máximo rendimiento».

Por último, atestiguaron que «las jugadoras de la Selección española somos jugadoras profesionales, y lo que más nos llena de orgullo es el vestir la camiseta de nuestra selección y llevar a nuestro país a los puestos más altos». «Por ello, creemos que es el momento de luchar para mostrar que estas situaciones y prácticas no tienen cabida en nuestro fútbol ni en nuestra sociedad, que la estructura actual necesita cambios y lo hacemos para que las próximas generaciones puedan tener un fútbol mucho más igualitario y a la altura de lo que todos merecemos», concluyeron.

Este comunicado lo firman 21 de las 23 campeonas del mundo, con la excepción de Claudia Zorzona, quien en un mensaje en sus redes sociales ha anunciado que se retira de la Selección y en el que se solidarizó con las firmantes y mostró su deseo de que «la estructura de toda la Selección cambie de una vez por todas, estando a la altura de nuestros logros para así solo hablar de fútbol; y de Athenea del Castillo, cuyos motivos no han trascendido.

Quizás también te interese:  España y Dinamarca urgen a la UE a "garantizar" los derechos y el empoderamiento de niñas y mujeres