Díaz insiste en topar la subida de las hipotecas pese al ‘no’ de Calviño

MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, mostró este viernes su preocupación ante los beneficios récord declarados por las entidades bancarias en el actual contexto económico, y volvió a exigir un tope al incremento de las hipotecas ante las sucesivas subidas de los tipos de interés a pesar de la negativa de la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.

En un vídeo difundido en sus redes sociales, Díaz redobló su presión frente a la parte socialista del Ejecutivo y recordó que, en «un momento difícil como país» en el que «muchas» familias afrontan subidas en sus hipotecas de hasta 250 euros de media, las grandes entidades bancarias han registrado beneficios «históricos» que ascienden a 32.500 millones de euros antes de impuestos.

La dirigente de Sumar advirtió de que «si las cosas siguen igual» en 2023, las familias sufrirán un detrimento de su renta de hasta 10.500 millones de euros en veneficio de la banca, por lo que llamó a tomar más medidas.

«Toca congelar hipotecas y moderar los beneficios extremos de la gran banca para que ganemos todos y todas», declaró Díaz tras afirmar que, «detrás» de este problema, se encuentra la «enorme concentración bancaria», la cual es «un riesgo» para España.

Díaz publicó este vídeo justo después de que CaixaBank, el último banco que quedaba por anunciar sus resultados en 2022, anunciase unos beneficios de 3.145 millones durante el año pasado. No obstante, esta cifra no alcanza los 9.605 millones del Banco Santander, que fue la entidad que firmó el mejor año. En total, los grandes bancos que operan en España -Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Bankinter y Unicaja- registraron un beneficio neto conjunto de 20.849 millones de euros, lo que supone un 27,9% más que en 2021.

Quizás también te interese:  Davos y la Desigualdad: Estrategias para una Distribución más Equitativa en la Economía Global

La parte socialista del Gobierno, sin embargo, pide «esperar» y «monitorizar» los efectos de las medidas aprobadas hasta ahora, entre ellas, el paquete de medidas para «aliviar» las cargas hipotecarias de más de 1 millón de hogares vulnerables y la adhesión de más de 50 entidades al Código de Buenas Prácticas.

Además, el Ministerio de Hacienda y Función Pública comenzará a cobrar el nuevo impuesto temporal a la banca a partir de este sábado, con el que espera recaudar 1.500 millones al año.