Estas navidades, que se note el clan

Basta echar la vista atrás en la historia para ver cómo las familias siempre han sido de grandes estandartes. Desde los clanes escoceses, en los que los colores y ropas identificaban a los aliados y familiares, pasando por los escudos de la edad media o incluso, ya en las universidades en pleno siglo XX, la ropa que servía para hablar de fraternidades y pertenencia a grupo.

Si hay una época en la que las familias se reúnen y su sentimiento de pertenencia se dispara, esas son las navidades.

¿Por qué no apostar estas cenas por olvidarse de vestir de gala y apostar por vestir todos del clan? ¿o diseñar una mochila para cada miembro?

La personalización de ropa lleva años dando que hablar y, probablemente, tras las últimas navidades, estas querrán ser especiales.

Normalmente nos dedicamos a la serigrafía y estampación textil para grandes empresas y para hacer uniformes, ¿pero por qué no llevar las posibilidades creativas a la familia? Las Navidades son la excusa perfecta para también divertirse con los seres queridos. Cualquier camiseta o sudadera con un emblema, aunque sea inventado, puede suponer un añadido a reunirse alrededor de la mesa después de meses complicados” explican desde La Samarretta.

¿Cuáles son las mejores técnicas para el textil?

Sin duda, una de las tendencias pasa por la aplicación de vinilos al textil. Su versatilidad, la cantidad de posibilidades que ofrece una lámina plástica termoadhesiva que, con colores lisos, permite cualquier tipo de diseño.

No puede olvidarse aquí la serigrafía textil, un acabado duradero que imprime, con muy buena resolución, cualquier diseño en prácticamente cualquier material textil. “En este caso, hasta tres colores Pantone son posibles, lo que consigue creaciones muy dinámicas, originales y que cumplen con las expectativas de todo el que busca algo único” explican.

La sublimación es otra de las técnicas más habituales gracias a que parece imperceptible al tacto. En este caso, se hace al contrario, primero se hace la sublimación del textil y luego se confecciona la prenda, lo que permite unas posibilidades de diseño casi ilimitadas.

“Curiosamente, es el bordado lo que está volviendo al ser quizás lo más duradero. Sobre todo, cuando se trata de nombres o pequeños emblemas o logos, es lo que mejor suele quedar. Aunque es cierto que no vale para cualquier prenda” comentan.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad