Ginecólogos españoles desarrollan un modelo predictivo que permite el diagnóstico temprano del 96% de los casos de prolapso uterino en las mujeres

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

Un estudio realizado por ginecólogos e investigadores españoles ha permitido diseñar y desarrollar un nuevo modelo predictivo que permite el diagnóstico precoz del prolapso uterino en el 96,7% de los casos de las mujeres que padecen este problema de salud.

La investigación ha sido desarrollada por profesionales del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Valme de Sevilla. Los resultados, presentados en el ’31º Congreso de la Sección de Ecografía Obstétrico-Ginecológica’ de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), suponen un importante avance para la detección de este tipo de complicaciones en la salud de las mujeres. El estudio se realizó con el objetivo de describir un modelo predictivo que permitiera, mediante el uso de ecografía transperineal, definir la probabilidad de padecer un prolapso uterino.

El prolapso uterino, o también conocido como prolapso de órganos pélvicos, es un problema que ocurre cuando los músculos del suelo pélvico se estiran y se debilitan, por lo que dejan de proporcionar un sostén adecuado para el útero, de manera que éste se desliza hacia la vagina o sobresale de ella, ocasionando diferentes molestias y problemas para la salud de la mujer. Se trata de una patología frecuente que puede afectar a mujeres de cualquier edad y que en casos graves puede llegar a presentar infecciones, úlceras, así como infecciones en el sistema uterino.

El estudio demostró que la ecografía puede suponer un pilar fundamental en el diagnóstico del prolapso uterino, y que el modelo desarrollado puede facilitar su detección antes incluso de que pueda llegar a manifestarse en la salud de la paciente. En la investigación se analizaron 106 pacientes entre junio de 2018 y diciembre de 2022 que fueron seleccionadas para someterse a una cirugía correctora del suelo pélvico en su compartimento medio, y que se dividieron en dos grupos diferentes (66 con prolapso uterino y 40 con elongación cervical sin prolapso uterino).

«Dada la sencillez de este modelo, es un procedimiento de fácil utilización clínica en la consulta de Ginecología que no precisa equipos ecográficos tridimensionales y que facilita mucho el trabajo de los profesionales sanitarios para el diagnóstico de esta patología», señalaron los Dres. José Antonio Sainz y José Antonio García Mejido, del Hospital Virgen de Valme.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad