La Fundación del Lesionado Medular estrena un nuevo servicio de mantenimiento autónomo

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

La Fundación del Lesionado Medular (FLM) ha dado a conocer un nuevo servicio de mantenimiento autónomo para que las personas que necesitan tratamiento puedan mantener su condición física en función de sus necesidades, tiempos y objetivos.

Para este nuevo servicio de mantenimiento autónomo, se reserva la sala de neurorrehabilitación de su recinto. De esta forma, quien lo desee podrá realizar su propia tanda de ejercicios. El personal auxiliar del centro seguirá, por su parte, a disposición de quien así lo requiera. De esta forma, las personas trabajadoras de la FLM podrán orientar a quien haga falta sobre las maneras más eficientes para sacar el mayor partido a los dispositivos y aparatos de esta sala.

El nuevo servicio de mantenimiento autónomo se dirige a personas con todo tipo de patología neurológica, más allá de la lesión medular. Además, pueden optar a ello otros perfiles, desde usuarios de la FLM hasta personas socias de Aspaym Madrid. El horario de este nuevo servicio es de 16.00 a 17.00 horas, lunes y miércoles. Para solicitarlo, basta con contactar por teléfono (917 77 55 44) de manera presencial o mediante la web de la FLM.

BENEFICIOS

Esta nueva iniciativa de la Fundación del Lesionado Medular reportará muchos beneficios a la salud y al día a día de las personas con patologías neurológicas. Su entrenamiento y su compromiso con su condición física contarán con una franja semanal específica para las personas más dedicadas a mantener e incluso mejorar la calidad de vida desde su lesión medular.

Quizás también te interese:  Hacienda prefiere analizar con cuidado una rebaja del IVA en los productos menstruales ante la baja recaudación de este impuesto

El trabajo cardiovascular activo se desarrolla mediante elípticas, bicicletas estáticas y tapices rodantes. Con ello se mejora la resistencia al esfuerzo.

Otro ejercicio activo descansa en el mantenimiento del rango articular, que controla la espasticidad, mejora el retorno venoso y mantiene a raya tanto retracciones como deformidades musculares. En las lesiones más altas, el mantenimiento de rango articular también puede desarrollarse de forma pasiva.

Para ello, la Fundación del Lesionado Medular dispone de cicloergómetros y estáticas, así como sistemas de pesos. Por último, los planos y bipedestadores contribuyen a la bipedestación estática, que mantiene la verticalidad trabajando la cadera, rodilla y tobillo.

Con esto, se ralentiza la osteoporosis, y se favorecen procesos como la respiración, la digestión o el tránsito intestinal. Además, tiene una importante carga emocional, ya que el bienestar psicológico aumenta cuando una persona con lesión medular se ve de pie.