Alcorcón concienciará sobre la recogida de excrementos de perros en las calles

– Dejar los restos puede acarrear multas de 750 euros

MADRID, 11 (SERVIMEDIA)

La Policía Municipal de Alcorcón realiza durante este mes de octubre una campaña especial para concienciar a los vecinos sobre la necesidad de recoger los excrementos de los perros en la vía pública.

«El objetivo de esta campaña es informar a las personas que conviven con los animales de la importancia de ser respetuosos con el medio ambiente y el mantenimiento de la limpieza de nuestras calles, así como de las posibles sanciones a las que se enfrentan en el caso de que no cumplan la normativa», según afirmó Daniel Rubio, concejal de Seguridad, Organización Interna y Atención Ciudadana.

En este sentido, según el comunicado remitido desde el Ayuntamiento, Rubio recordó que «las labores de limpieza de las calles por este incumplimiento afectan directamente a las arcas municipales por lo que es vital concienciar a la población de los problemas que acarrea el acto incívico de dejar las deposiciones caninas sin recoger».

A través de esta campaña que se desarrolla desde las Unidades de Policía Comunitaria y de Medio Ambiente de la Policía Municipal en turnos de mañana y tarde para vigilar su cumplimiento, se informará a la ciudadanía de esta normativa y, a la vez, se disuadirá a los infractores para continuar con estas prácticas.

Quizás también te interese:  Vox denuncia al PP ante la Junta Electoral de Castilla y León por "vulnerar la ley" y publicar un tuit con propuestas electorales finalizada la campaña

«La Policía Municipal desarrolla esta importante labor, si bien a través de esta campaña se pretende intensificar la información sobre la normativa y prestar especial atención a las zonas de uso peatonal, interbloques, parques y jardines, así como seguir denunciando las infracciones que observen», subrayó el concejal, antes de recordar que las sanciones ascienden a 750 euros.

Para Rubio, «es fundamental que los vecinos comprueben que estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos para solucionar el problema de las heces caninas».

No obstante, añadió, se requiriere la «colaboración, ya que su implicación es vital para mantener la ciudad limpia, ya que estos residuos ocasionan daños sanitarios, medioambientales, estéticos y de convivencia».

Durante esta campaña, las autoridades también recordarán a los responsables de animales la importancia de llevarlos identificados con un chip, además de pasear con correa, registrarlos en el censo de animales de compañía del Ayuntamiento y cumplir con todos los requisitos legales y sanitarios.