CaixaBank rebaja en 1,3 puntos su previsión de PIB para España este año, hasta el 4,2%, y espera una inflación media del 6,8%

MADRID, 08 (SERVIMEDIA)

El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, avanzó este viernes que la entidad ha rebajado en 1,3 puntos porcentuales la previsión de crecimiento del PIB español para este año, de manera que pasa del 5,5% al 4,2%, mientras que la inflación media anual se situará en el 6,8%, frente al 4,5% de su última estimación.

Durante su intervención en la junta general de accionistas que el banco celebra hoy en Valencia, Goirigolzarri avanzó estos cambios en las perspectivas macroeconómicas ante el «cambio radical de escenario» que ha provocado la guerra de Rusia en Ucrania, pese a que «los peligros de la inflación iban apareciendo de forma nítida» antes del conflicto, pero se estaba produciendo un «fuerte» crecimiento de la actividad.

«Esperamos que la recuperación continúe este año, aunque la incertidumbre sobre la evolución de la economía global y la europea en particular es muy alta», señaló el presidente de CaixaBank, destacando la «enorme volatilidad» que están experimentando los mercados financieros y los de materias primas.

Goirigolzarri anticipó que la guerra va a suponer «cambios geoestratégicos de enorme calado para el mundo y, muy en especial, para Europa» y que el continente ha sido consciente «de la necesidad de una mayor unidad, de la necesidad de fortalecer su autonomía estratégica en el ámbito energético, de la defensa o de la tecnología». Valoró que la respuesta ha sido «muy positiva».

El banquero destacó que estos cambios «van a afectar también a la estrategia de muchas empresas» por el cambio de paradigma que está suponiendo.

En este contexto, Goirigolzarri subrayó que el sector bancario español tiene una posición «muy distinta» a la de la crisis financiera y la de CaixaBank es «diferencial». Para ello, argumentó que el banco es líder en volumen de negocio, cuenta con un «importante colchón de liquidez» y su solvencia, «muy por encima» de los requisitos regulatorios, le permite «afrontar posibles riesgos futuros». «Afrontamos el futuro desde la serenidad que conforma una excelente situación de partida», resaltó.

Goigiolzarri incidió en que las incertidumbres son «grandes» y los riesgos económicos «apuntan a la baja», pero se mostró «optimista» por las «importantes fortalezas financieras» de la entidad y por su «modelo de distribución único, con una enorme capacidad comercial».

En cuanto a los puntos del orden del día que se someten a votación de los accionistas, el presidente de CaixaBank repasó la distribución de un dividendo en efectivo de 0,1463 euros brutos por acción con cargo a los beneficios del ejercicio 2021 a abonar en el segundo trimestre y que supondría una remuneración al accionista de 1.179 millones correspondiente al ejercicio 2021, el 50% sobre el resultado consolidado ajustado por los impactos extraordinarios de la fusión con Bankia.

También destacó que el consejo de administración ha acordado la política de dividendos para el ejercicio 2022 consistente en una distribución en efectivo entre el 50% y el 60% del beneficio neto consolidado y la «intención» de llevar a cabo un programa de recompra de acciones durante el año fiscal 2022.

Goirigolzarri destacó que el consejo de administración del banco es «excelente», con un 60% de consejeros independientes y el 40% de los miembros son mujeres.

Otro de los puntos sujetos a votación son una serie de cambios reglamentarios y estatutarios para suprimir el voto de calidad del presidente en caso de empate en las votaciones de las reuniones del consejo, «lo que nos lleva a los mejores estándares de buen gobierno»; la simplificación del modelo de retribución variable y la ampliación de uno a tres años del periodo de limitación para la transmisión de acciones de los consejeros ejecutivos y el mantenimiento de las retribuciones para el ejercicio 2022 en un contexto de «contención salarial en el conjunto de la economía». Estas remuneraciones se fijarán en base a los principios de la propia política, la evolución de la compañía y el compromiso con los grupos de interés.

También se votará la reelección de Tomás Muniesa, vicepresidente con el carácter de consejero dominical, y Eduardo Javier Sanchiz como independiente.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad