Desarticulada en Málaga una red que hacía envíos de droga a países del centro de Europa

MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

La Guardia Civil y la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal asentada en la provincia de Málaga que realizaba envíos de hachís y éxtasis a países del centro de Europa, principalmente a los Países Bajos.

Según informó este miércoles el Instituto Armado, los investigadores han intervenido 937 kilos de hachís y otros 53 de éxtasis en una vivienda que la trama utilizaba como guardería de las sustancias estupefacientes en la localidad malagueña de Mijas, y, además, han detenido a cuatro ciudadanos británicos por su presunta implicación en los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

La investigación se inició a finales del mes de septiembre del año pasado cuando agentes de la Policía Nacional interceptaron, con autorización judicial, un sobre de correspondencia postal en Fuengirola (Málaga), interviniéndose en su interior medio kilogramo de cocaína.

El remitente de ese sobre interceptado en Fuengirola vino a coincidir con los datos de remisión de otros dos paquetes, intervenidos en esta ocasión en el mes de noviembre por la Guardia Civil en el aeropuerto de Madrid -Barajas, cada uno con cuatro kilos de hachís.

Desde ese momento, la Guardia Civil y la Policía Nacional continuaron las indagaciones de modo conjunto en el marco de la ‘operación Milo-Bucle 22’.

Quizás también te interese:  Un publicista explica en un libro por qué gustan tanto los antihéroes

CIUDADANOS BRITÁNICOS

Los agentes averiguaron que, tras el entramado criminal, estaría un grupo de ciudadanos británicos asentados en la costa malagueña que se dedicarían a la adquisición, preparación y distribución de importantes cantidades de sustancias estupefacientes con destino a países europeos, principalmente a los Países Bajos.

La Policía detectó desplazamientos de los investigados por carretera, a través del territorio francés y con destino a Holanda, incautándose 91 kilogramos de sustancia de corte. Los sospechosos se desplazaban en furgonetas y utilizaban chalecos a modo de personal de reparto.

Finalmente, en la fase de explotación de la operación, los agentes detuvieron a cuatro hombres, en Mijas y Marbella, practicándose tres registros en dichas localidades. En uno de los domicilios, utilizado como guardería de la droga, se intervinieron 937 kilos de hachís y otros 53 de éxtasis. También se intervinieron cinco coches, varios teléfonos móviles y 1.390 euros en efectivo.