El Cermi pide al Congreso que actúe ante el colapso de la atención de la Seguridad Social, «que está quebrantando derechos y prestaciones sociales»

MADRID, 08 (SERVIMEDIA)

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) se dirigió a la Comisión de Peticiones del Congreso de los Diputados solicitando actúe parlamentariamente ante la Seguridad Social para investigar y dar solución al colapso actual en la atención a pensionistas y demás personas beneficiarias del sistema, situación que está quebrantando gravemente el acceso a los derechos y prestaciones sociales.

Indicó que «en el Cermi son múltiples las quejas y denuncias que llegan de personas con discapacidad y de sus familias por la imposibilidad o extrema dificultad en ser atendidas por la Seguridad Social, tanto en la búsqueda de información y orientación como en la realización de gestiones necesarias para la percepción y abono de prestaciones».

«Imposición sin base legal alguna de atención telemática, negando la presencial, cuando por la tipología de las personas beneficiarias esta es la preferida y más demandada; a pesar de imponer la atención telemática, dilación de meses en la asignación de cita, que lleva a retrasos intolerables en gestiones absolutamente imperiosas para acceder a las prestaciones del sistema, con riesgo de pérdida o demoras inasumibles; sentimiento de abandono como administrados, por la ausencia completa de respuesta a las solicitudes y peticiones, son algunas de las quejas más reiteradas de las personas con discapacidad y sus familias en relación con la Seguridad Social, administración que históricamente había venido funcionando con un aceptable nivel de diligencia y rapidez», añadió.

Quizás también te interese:  Ciencia asumirá el coste de los nuevos derechos de jóvenes investigadores

El Cermi, en virtud del derecho de petición que consagra la Constitución Española, demanda al Congreso que despliegue las iniciativas que sean precisas, legislativas y de control al Gobierno, «a fin de poner coto a este caos y para robustecer con la dotación adecuada de empleados públicos, un sistema absolutamente necesario para el bienestar social de la ciudadanía».