Tarragona avanza con brillo propio en el ahorro energético

Tarragona no solo se destaca por su rica historia y herencia cultural, sino también por su compromiso con la sostenibilidad y el ahorro energético. En un mundo donde la conciencia ambiental se ha vuelto imperativa, la ciudad mediterránea está dando pasos audaces para transformar su entorno, adoptando prácticas innovadoras que allanan el camino hacia un futuro más verde y eficiente.

En 2022 la ciudad obtuvo una suma de 8.179.512,12 euros de los fondos Next Generation, destinados a la rehabilitación de edificios con el propósito de mejorar la eficiencia energética, así como la reparación y conservación de las estructuras. Dichas subvenciones fueron dirigidas hacia las comunidades de propietarios de edificios ubicados en entornos residenciales de rehabilitación programada (ERRP). Estos lugares han sido considerados prioritarios por el ayuntamiento debido al estado de sus edificaciones.

La cantidad de más de 8 millones de euros corresponde al total solicitado por la ciudad y proviene del programa de ayudas destinado a las actuaciones de rehabilitación a nivel de barrio, contemplado en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR).

En este sentido, el Ayuntamiento viene implementado una serie de proyectos e iniciativas que buscan mejoras en la eficiencia y el ahorro energético.

Iluminando el camino: proyectos de iluminación eficiente

Uno de los pilares fundamentales en la estrategia de ahorro energético de Tarragona es la modernización de su sistema de iluminación. La ciudad ha implementado proyectos ambiciosos para reemplazar las luminarias convencionales por tecnología LED, no sólo reduciendo significativamente el consumo de energía, sino también mejorando la visibilidad y la seguridad en las calles. Asimismo, esta iniciativa ha generado ahorros económicos notables y ha contribuido a la reducción de la huella de carbono de la ciudad.

Quizás también te interese:  En marcha uno de los desarrollos logísticos más importantes del centro y norte peninsular

Movilidad sostenible: carriles para un futuro verde

Con un enfoque progresista hacia la movilidad sostenible, el municipio ha dedicado esfuerzos considerables al fomentar el uso de medios de transporte ecológicos. La creación de carriles para bicicletas, la mejora del transporte público y la incentivación de vehículos eléctricos son algunas de las medidas adoptadas para reducir la dependencia de los combustibles fósiles y promover opciones más amigables con el medio ambiente.

Eficiencia energética en edificaciones:

La transformación sostenible se ha extendido también al ámbito de las edificaciones. Proyectos de renovación y rehabilitación incorporan sistemas eficientes de climatización, mejoras en el aislamiento térmico y la instalación de fuentes de energía renovable. La ciudad está liderando con el ejemplo, mostrando cómo la eficiencia energética no solo es una aspiración global, sino una realidad alcanzable.

Desde Electricitat i Aplicacions Germán, S.L., comentan: “La eficiencia energética se ha convertido en un requisito legal en muchos lugares, y Tarragona no es la excepción. Es esencial adoptar medidas que nos permitan reducir nuestro consumo de energía y aprovechar al máximo los recursos disponibles”.

Dentro de su enfoque en sostenibilidad, el puerto de Tarragona ha alcanzado aproximadamente un 80% de renovación en las instalaciones de alumbrado exterior de su recinto portuario, como parte de su Plan de Sostenibilidad – Agenda 2030. El proyecto implicó la sustitución de las luminarias existentes, del tipo VSAP, por nuevas luminarias de tipo LED. El objetivo principal de esta iniciativa es mejorar la eficiencia de las instalaciones de iluminación y lograr una reducción significativa en los consumos energéticos.

Quizás también te interese:  Condena por mala praxis al servicio de urgencias domiciliarias del País Vasco

La fuerza detrás del cambio

La participación ciudadana se considera crucial para el éxito de las iniciativas de ahorro energético. Campañas educativas, charlas comunitarias y eventos de concientización han despertado el interés y la colaboración de los residentes. La ciudadanía se ha convertido en un socio activo en la construcción de un Tarragona más sostenible.

En esta línea, la Universidad Rovira i Virgili (URV) promovió un plan de emergencia con el objetivo de lograr una reducción del 20% en el consumo de energía durante este 2023. Este plan se implementó como respuesta a la proyección de un aumento en los costos, que crecerían notablemente si se mantenía el nivel de consumo y los precios.

El camino hacia un futuro sostenible

A pesar de los avances notables, la ciudad se enfrenta a desafíos continuos en su búsqueda de un futuro más sustentable. La adaptación de la infraestructura urbana, la implementación de tecnologías más avanzadas y la superación de barreras económicas son aspectos que requieren atención constante. Sin embargo, estos desafíos también ofrecen oportunidades para la innovación y la colaboración en un camino que no solo impacta el presente, sino que también sienta las bases para las generaciones futuras.

Desde proyectos de iluminación eficiente hasta la promoción de la movilidad sostenible, la ciudad está tejiendo un futuro más verde y brillante. Con la participación activa de la comunidad y una visión compartida de responsabilidad ambiental, sirve de ejemplo de cómo las ciudades pueden vivir la transición hacia un mañana más sostenible y equitativo.

Quizás también te interese:  Razones para elegir estudios en Peluquería: más allá de cortar cabello
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad