El Gato de Schrödinger: Sánchez Melgar resuelve en su último libro el dilema

Encontrar la solución al experimento del gato de Schrödinger sería de gran ayuda para la mecánica cuántica.

Por ese motivo, el autor, Salvador Sánchez Melgar, ofrece en su libro “El gato de Schrödinger problema resuelto” una solución al dilema basado en las ideas de Einstein.

El mismo físico dijo que todo posee su propio movimiento y tiempo, excepto lo que está quieto, según el ejemplo de la velocidad de la luz, la velocidad del tren y la quietud de los observadores. Todas estas afirmaciones fueron demostradas científicamente, aunque también, más tarde, se demostró que lo quieto también posee su movimiento ya que todo se mueve.

¿En qué consiste entonces su tesis en relación al experimento del gato de Schrödinger?

El experimento del gato de Schrödinger consiste en una caja vacía en la que se introduce un gato y un dispositivo con veneno.

Una partícula tendrá un 50% de probabilidades para activar el dispositivo con el veneno y un 50% de no activarlo, pero se puede activar y desactivar el dispositivo a la misma vez. En este caso es cuando cobra sentido la paradoja de si el gato estará vivo o muerto o las dos veces a la vez.

Al ser todo movimiento y tiempo, todo poseerá su propio espacio en movimiento con su propio tiempo. Eso significa que nada puede estar en dos o más sitios a la misma vez.
Sin embargo, se pueden producir infinidades de acciones a la par ya que todo posee su propio movimiento y tiempo.

Por tanto, se puede accionar el dispositivo con el veneno infinidades de veces a la misma vez y también frenar el veneno infinidades de veces a la misma vez, pero no puede ser que una partícula, o el gato esté en dos sitios a la misma vez ya que, como se especifica, todo posee su propio movimiento y tiempo.

Eso, que parece una superposición de la misma partícula en dos sitios a la vez, son copias que se producen su propio movimiento y tiempo les impediría estar en dos sitios a la misma vez.

“Si se activa el veneno el gato estará muerto y, si el gato estuvo vivo, podrá estar muerto. Pero, si está muerto, no podrá estar vivo. También dentro de la obra se trata el tema de la teletransportación, lo que lleva a volver a cuestionar espacio y tiempo” explica Sánchez Melgar.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies.    Ver Política de cookies