Farmaindustria destaca «el potencial de España» como productor de medicamentos

MADRID, 04 (SERVIMEDIA)

El director técnico de Farmaindustria, Emili Esteve, afirmó este miércoles que «España es uno de los países europeos con un mayor potencial de fabricación de medicamentos, precisamente en un momento en el que hemos visto claro hasta qué punto los medicamentos son un bien estratégico y de seguridad para los países».

Esteve realizó estas declaraciones durante la inauguración de la XX Jornada de normas de correcta fabricación de medicamentos y principios activos, que cada año organiza el Departamento de Salud de Cataluña.

A su juicio, España «parte con ventaja frente a la mayoría de Estados miembros de la UE en este terreno». «Contamos con un potente tejido industrial con una alta presencia de empresas nacionales y multinacionales», prosiguió, que «tienen a nuestro país como pieza clave de su cadena de producción».

Según el Estudio sobre la implantación industrial del sector farmacéutico en España, realizado por la consultora ManageArt para Farmaindustria, la industria farmacéutica asentada en España cuenta con un total de 103 plantas de producción de medicamentos de uso humano, 11 de ellas de medicamentos biológicos.

Si se suman las fábricas de producción de principios activos (46) y de uso veterinario (24), el total de plantas farmacéuticas asciende a 173, pertenecientes a 122 grupos empresariales. La mayor concentración de estas plantas se encuentra en Cataluña, con el 45% del total (79), informó Esteve.

Ello coloca a esta comunidad autónoma como «uno de los referentes para la producción de fármacos en España y Europa», apuntó, «con un importante potencial de crecimiento y lo que ello supone para el entorno en el que están implantadas».

Destacó que las plantas de producción de medicamentos están relacionadas con el impulso del empleo, tanto por su efecto de arrastre en otros sectores como por la calidad de este, con un nivel salarial por encima de la media.

Según indicó, estas fábricas emplean de forma directa a 36.338 personas en España, con un crecimiento anual acumulado del 4,2% desde 2019. Además, sumando los empleos indirectos e inducidos que genera esta industria por su elevado número de proveedores y servicios externalizados, contribuyen a un total de 183.506 empleos en nuestro país.

Otra variable importante es el alto nivel de internacionalización de las plantas españolas que, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y de la Secretaría de Estado de Comercio Exterior, superaría el 75% de la producción nacional, ya que «el medicamento es el cuarto producto más exportado en España».

«Tenemos las bases apropiadas para convertirnos en un gran hub de producción de medicamentos en Europa», incidió Esteve. Para ello, «lo único que hace falta es tener clara una hoja de ruta y una estrategia a medio y largo plazo que dé confianza al sector para poder realizar las inversiones que son necesarias en este ámbito», defendió.

Con una asistencia de más de 350 expertos, la Jornada de normas de correcta fabricación de medicamentos y principios activos es un referente en la fabricación de fármacos donde se repasan las principales novedades que más afectan a las compañías fabricantes. En esta edición, celebrada presencialmente después de dos años de jornadas virtuales por la pandemia, Emili Esteve compartió inauguración con Clara Pareja, directora general de Ordenación y Regulación Sanitaria del Departamento de Salud de Cataluña; Jordi Casas, presidente del Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Cataluña; Jordi Camarasa, decano de la Facultad de Farmacia y Ciencias de la Alimentación de la Universidad de Barcelona; Mª Luisa Espinós, presidenta de la Asociación Española de Productos de Química Fina (Afaquim); Mercedes Carrera, presidenta de la Sección Catalana de la Asociación Española de Farmacéuticos de la Industria (AEFI), y Mar Fábregas, presidenta de la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (Aeseg).

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad