La OMS alerta de que en 2020 el 63% de los menores de 15 años con tuberculosis no fueron tratados

MADRID, 21 (SERVIMEDIA)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó este lunes de que el 63% de los niños y adolescentes menores de 15 años con tuberculosis en todo el mundo no fueron atendidos en 2020 ni accedieron a los servicios de diagnóstico y tratamiento preventivo, un porcentaje que aumenta al 72% para los menores de cinco años por la pandemia de la covid-19.

Representantes de la OMS aseguraron que la covid-19 ha tenido un impacto negativo y desproporcionado en la población infantil afectada con tuberculosis o en riesgo de sufrir la enfermedad.

Por ello, este organismo ha hecho sonar las alarmas con motivo de la celebración este jueves, 24 de marzo, del Día Mundial de la Tuberculosis para que los países restablezcan de forma urgente el acceso a los servicios sanitarios de tuberculosis, interrumpidos por la pandemia.

En este sentido, la directora del Programa Mundial contra la tuberculosis de la OMS, la doctora Tereza Kasaeva, señaló que «los niños y adolescentes con tuberculosis van a la zaga de los adultos en el acceso a la prevención y atención de esta enfermedad. Las pautas de la OMS emitidas hoy son un cambio de juego para los niños y adolescentes, ayudándolos a ser diagnosticados y acceder a la atención antes, lo que lleva a mejores resultados y reduce la transmisión».

Quizás también te interese:  Los niños españoles son de los que menos están al cuidado de los abuelos en la UE

NUEVAS DIRECTRICES

«La prioridad ahora», agregó, «es expandir rápidamente la implementación de la guía en todos los países para salvar vidas jóvenes y evitar el sufrimiento».

Entre las directrices actualizadas para el manejo de esta patología en niños y adolescentes -publicadas hoy por la OMS- destacan nuevas recomendaciones centradas en el paciente para el diagnóstico, el tratamiento y la prevención.

Las nuevas recomendaciones recogen que las pruebas de diagnóstico se amplíen para incluir muestras no invasivas, como las heces. Además, el diagnóstico molecular rápido se recomienda como prueba inicial para el diagnóstico de tuberculosis en niños y adolescentes.

Del mismo modo, ahora se recomienda que los niños y adolescentes que tienen formas no graves de tuberculosis sensible a los medicamentos reciban tratamiento durante cuatro meses en lugar de seis meses actuales, así como la meningitis tuberculosa, donde ahora se recomienda un régimen de seis meses en lugar de 12 meses.

A estas recomendaciones, la OMS añade que dos de los medicamentos antituberculosos más actuales para tratar la tuberculosis resistente a los medicamentos (‘bedaquilina’ y ‘delamanid’) ahora se recomiendan para su uso en niños de todas las edades, lo que hace posible que los niños con tuberculosis resistente a los medicamentos reciban regímenes de tratamiento totalmente orales independientemente de su edad.

Quizás también te interese:  La digitalización permite avanzar en el desarrollo de medicamentos más precisos

También se recomiendan nuevos modelos de atención de tuberculosis descentralizados e integrados, que permitirán que más niños y adolescentes accedan a la atención o tratamiento preventivo de esta patología, más cerca de donde vivan.

Tal y como recordó la OMS, la tuberculosis sigue siendo una de las enfermedades infecciosas más letales del mundo. Cada día, más de 4.100 personas pierden la vida a causa de esta patología y cerca de 30.000 contraen esta enfermedad prevenible y curable.