Los orangutanes moldean su ‘vocabulario’ con las relaciones sociales, como los humanos

MADRID, 21 (SERVIMEDIA)

Un equipo internacional de científicos asegura que los orangutanes salvajes no tienen un registro vocal único, sino que lo moldean en las relaciones sociales al igual que los seres humanos.

Los investigadores, pertenecientes a instituciones de Estados Unidos, Indonesia, Italia, México, Países Bajos, Reino Unido y Suiza, explican este hallazgo en un estudio publicado este lunes en la revista ‘Nature Ecology & Evolution’.

Los autores señalan que los orangutanes silvestres muestran distintas «personalidades vocales» que varían según los grupos sociales en los que viven y se comunican, con lo que no cuentan de un repertorio fijo de llamadas instintivas y automatizadas, como tradicionalmente se ha presupuesto. Ello establece un paralelismo de desarrollo vocal directo entre los humanos y sus antepasados evolutivos.

Adriano R. Lameira, del Departamento de Psicología de la Universidad de Warwick (Reino Unido), y sus colegas registraron las llamadas de alrededor de 70 orangutanes en seis poblaciones de pantanos y selvas tropicales bajas de Borneo y Sumatra, en el sudeste asiático, en lo que conforma la muestra más grande jamás analizada en este tipo de estudios sobre el comportamiento vocal de grandes simios.

Las poblaciones de orangutanes diferían naturalmente en densidad de población, desde grupos que socializaban intensamente hasta las que estaban más dispersas. En poblaciones de alta densidad, los individuos se comunicaban con una gran variedad de llamadas originales y probaban variantes novedosas de sonido que se modificaban o eliminaban continuamente.

Quizás también te interese:  Toda España rebasa el límite de partículas contaminantes, según expertos en salud cardiovascular

Por el contrario, los orangutanes en poblaciones más dispersas y de menor densidad apostaban por llamadas convencionales más establecidas. Pese a ello, cuando introducen una nueva variante de llamada, la mantienen y, por lo tanto, su repertorio de llamadas fue más rico que el de los orangutanes de poblaciones de alta densidad, que continuamente descartan nuevas variantes de llamadas.

Si la comunicación de las llamadas de los orangutanes tiene una forma social, entonces probablemente éste también fue el caso de los ancestros humanos directos y extintos parecidos a los simios.

«Los grandes simios, tanto en estado salvaje como en cautividad, finalmente nos están ayudando a resolver uno de los acertijos más antiguos de la ciencia: el origen y la evolución del lenguaje. Ahora podemos comenzar a concebir un camino gradual que probablemente condujo al surgimiento del simio parlante, nosotros, en lugar de tener que atribuir nuestras habilidades verbales únicas y cognición avanzada a la intervención divina o al azar de la genética», apunta Lameira.