Las mejores recetas mexicanas para delivery

La cocina mexicana es una de las que más éxito tiene por detrás de la dieta mediterránea. Sus sabores, productos y ese toque picante al gusto de quien hace la comanda sirve para que sea una de las mejores y más saludables opciones cuando se trata de decidirse por una cocina internacional.

“Los ingredientes frescos y su forma de cocinado son claves para que sea una de las comidas preferidas en cualquier país. Sin embargo, cuando restaurantes como el nuestro abren la vía del delivery, hay que tener en cuenta qué ofertar para que no pierda calidad” explican desde El Tajín Mexicano.

Cuando se trata de la comida a domicilio, la oferta es cada vez mayor. Al clásico menú del restaurante chino o las pizzas de un italiano se han ido sumando una variedad de sabores y opciones que van desde los kebabs turcos a los clásicos menús y raciones tradicionales, pero no hay que dejar pasar por alto que, al igual que en cualquier restaurante, el mexicano es una opción. 

En las opciones a domicilio es clave tener en cuenta el tipo de plato para que llegue en las mejores condiciones posibles, de ahí que sea vital cuidar las recetas e ingredientes. En el caso de la carta mexicana, es fácil todo lo que incluye frijoles, arroz, tortillas, salsa, guacamole y carnes asadas. Estos alimentos no sólo son duraderos, sino que también conservan su sabor y textura después de calentarlos en el microondas de ser necesario.

Quizás también te interese:  Descubre los 10 mejores restaurantes en Carcelén que tienes que probar

Además de elegir ingredientes duraderos, también es importante seleccionar platos que sean fáciles de preparar para la entrega y que lleguen con un aspecto apetecible. Los populares que se ajustan a este criterio incluye tacos, burritos, quesadillas, enchiladas, nachos y fajitas. 

Cómo afrontan los pedidos los restaurantes mexicanos

En primer lugar, el restaurante que oferta comida mexicana a domicilio tiene en cuenta las recetas, pero no sólo eso.

Es importante envasar correctamente los alimentos. Esto significa utilizar recipientes resistentes que sean a prueba de fugas y que puedan mantener la comida caliente durante el transporte. 

En segundo lugar, es importante mantener la calidad de los alimentos durante el transporte. 

Esto se puede lograr manteniendo calientes los alimentos calientes y fríos los alimentos fríos en distintos espacios y minimizando la cantidad de tiempo que los alimentos pasan en tránsito. 

Finalmente, hay que hacer las rutas más optimizadas, incluso si eso hace que haya que asociarse con servicios de entrega que agilicen el proceso y garantizar que la comida llegue a tiempo.