Los hombres con una dieta «poco saludable» pueden tener «mayor riesgo» de cáncer de próstata

– Según una investigación española

MADRID, 23 (SERVIMEDIA)

Los hombres que siguen una dieta «poco saludable» pueden tener «mayor riesgo» de desarrollar cáncer de próstata.

Así lo desvela el estudio ‘Caplife’, desarrollado por científicos del Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada ((ibs.GRANADA) y la Universidad de Granada (UGR), que han encontrado una «posible relación» entre el patrón dietético y el riesgo de cáncer de próstata, según precisó este viernes la UGR en un comunicado.

La investigación, publicada en la revista ‘Cancers’, fue liderada por el grupo de investigación E14-Medicina Preventiva y Salud Pública del ibs.GRANADA en colaboración con miembros del grupo A17-Epidemiología del cáncer y MP18-Uromet y Urooncología, también integrantes del ibs.GRANADA, que evaluaron la relación entre diferentes tipos de patrones dietéticos, incluyendo un patrón basado en dieta mediterránea, un patrón occidental y un patrón intermedio «poco saludable» en relación con el cáncer de próstata.

Este grupo de científicos, pertenecientes a la Universidad de Granada, el Servicio Andaluz de Salud y la Escuela Andaluza de Salud Pública, estudiaron el patrón dietético de casi medio millar de hombres con cáncer de próstata reclutados en el Hospital Universitario Virgen de las Nieves y el Hospital Universitario Clínico San Cecilio de Granada durante cuatro años.

En concreto, estudiaron tres patrones dietéticos centrados en una dieta poco saludable basada principalmente en el consumo de alimentos precocinados, salsas, productos azucarados, dulces y otras grasas comestibles; una dieta occidental consistente en el consumo mayoritario de carnes rojas, carnes procesadas, comida preparada, salsas, alcohol, productos lácteos altos en grasa y cereales refinados; y por último, un patrón de dieta mediterránea caracterizado por un alto consumo de verduras, raíces y otros vegetales, así como frutas, pescado blanco y azul, legumbres, patatas, nueces y huevos.

Los resultados mostraron que los hombres con «alta adherencia» a un patrón de alimentación «poco saludable» presentaban «mayor riesgo» de cáncer de próstata, «especialmente» para aquellos casos de «baja agresividad» (ISUP 1-2) en una fase de enfermedad «localizada».

«Está clara la importancia de impulsar la promoción de recomendaciones destinadas a evitar patrones dietéticos poco saludables, en beneficio de la prevención del cáncer y otras patologías como las enfermedades cardiovasculares o la diabetes», sentenciaron los investigadores.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad