Nuevas tendencias: suelos y vigas de madera para exteriores cerca del mar

Rematar los suelos y vigas con un material como la madera es una opción cada vez más popular para los propietarios de viviendas en entornos costeros. Su durabilidad y versatilidad es el primero de los motivos, pero hay que reconocer que la elegancia y la calidez que aporta este material noble es lo que termina de convencer. 

La madera es capaz de soportar condiciones climáticas adversas y se convierte en el complemento perfecto para diferentes estilos de diseño de interiores. Sin embargo, mantenerla, precisamente por las características de los entornos costeros puede resultar un desafío debido a la presencia de agua salada y humedad. 

¿Cuáles son las ventajas?

En primer lugar, son duraderos y pueden soportar condiciones climáticas adversas, como vientos fuertes y lluvias torrenciales, algo que se da cada vez más en zonas mediterráneas. También son resistentes a los daños del agua salada, que es común en las zonas costeras y por lo que cada vez se ven más suelos y vigas de madera en Murcia y toda la costa levantina.

En segundo lugar, añaden calidez y carácter a una habitación o a un diseño de jardín y crean una atmósfera acogedora y atractiva que, complementada con una iluminación que puede ser alimentada a base de energía solar, puede ser clave para disfrutar de los exteriores cada vez más tiempo. 

Quizás también te interese:  Soluciones sostenibles para la crisis de vivienda: en busca de alternativas duraderas

Por último, son respetuosos con el medio ambiente y sostenibles, lo que los convierte en una excelente opción para el menor impacto posible en el entorno.

¿Cómo mantenerlos?

Al ser un material noble, requiere una limpieza y un mantenimiento periódicos. 

Es muy importante ser consciente de limpiar con productos específicos con frecuencia para evitar daños por agua salada. También se deben aplicar capas protectoras que sellen los poros para evitar la humedad y el daño solar. “Siempre recomendamos evitar productos de limpieza agresivos que puedan dañar la madera. Además, los propietarios pueden considerar el uso de alfombras o tapetes en áreas de mucho tráfico para proteger los pisos y vigas de madera contra rayones y abolladuras” explican desde Maderas Murcia.

Hay varios estilos populares que están en auge. 

El estilo rústico es una opción, con vigas y suelos de madera natural y sin terminar que aportan un toque de naturaleza, calidez y carácter a una estancia. El estilo costero chic es otra opción, con un tipo de madera encalada o de colores claros que crean un ambiente amplio y luminoso. Por último, el estilo moderno es una opción elegante y refinada que presenta elementos de diseño minimalista y líneas limpias, creando una apariencia contemporánea y sofisticada.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad