Plata minimalista, la tendencia de joyería para 2024

El minimalismo es elegancia. Esa es la máxima a la que, cada vez más, se suman las nuevas generaciones a la hora de elegir las joyas de plata de ley para mujer, hombre o unisex.

Mientras que durante décadas el llevar unos pendientes, anillos o collares llamativos era señal de estatus, hoy en día, la discreción se ha abierto paso entre los más jóvenes, buscando piezas que, pese a que parece que pasan desapercibidas, en realidad resaltan gracias a su diseño y a su simbolismo.

“Los pendientes de plata minimalistas tienen que ver con la simplicidad y la elegancia discreta. Estos diseños presentan líneas limpias y formas sencillas, lo que los hace perfectos para el uso diario” explican desde Yuu Yewels. 

3 pendientes de plata en tendencia

Especialmente populares entre la generación millenial y la llamada generación Z, los aros de plata son un acierto para cualquier ocasión. El hecho de poder jugar con distintos tamaños dentro de un mismo modelo para adecuarlo a cada ocasión, es clave para ver por qué les convence.

“Para ir a clase o al trabajo deciden un tamaño mediano que resalte las facciones pero que pase desapercibido. Más pequeño es el que eligen para el segundo piercing de la oreja o bien para quienes quieren llevar algo apenas visible. Sin embargo, es la noche cuando entra en juego su tamaño grande para marcar las facciones y los peinados más elaborados” explican.

Quizás también te interese:  Tesla en la pasarela: Explorando las colaboraciones de la industria de la moda y el estilo innovador de la marca

En segundo lugar, los pendientes botón no han pasado de moda nunca. Un estilo más elegante y menos atrevido que el aro, permite ir elegante y encajan con cada evento o acto al que se acuda. Con formas geométricas y, sobre todo, los que son en realidad esferas, cuentan con una gran acogida entre las más jóvenes.

En tercer lugar, para las que arriesgan más y quieren hablar con su propio look, están los pendientes con piedras naturales de colores. Ya sea de un tamaño más discreto o colgantes y con diseños más elaborados, hablan de la naturaleza y también de cómo combinar la piedra con looks desenfadados.

En este campo, además, puede entrar también el misticismo del significado de cada una de las gemas, que pueden llamar pidiendo protección, suerte o incluso limpiando las malas vibras. Toda una declaración de intenciones de la fortaleza de una juventud dispuesta a hablar por sí misma.

La plata, el oro y cualquiera de los metales preciosos triunfan siempre que escuchen lo que de verdad quiere esta generación: estilo y mensajes sin levantar la voz.