Uno de cada cuatro donantes de órganos de la UE proviene de España

MADRID, 30 (SERVIMEDIA)

Uno de cada cuatro donantes fallecidos de órganos de la Unión Europea (UE) procedió de España en el año 2022 y España también realizó uno de cada cinco trasplantes de la región europea durante el pasado año.

España mantuvo la primera posición mundial en donación de órganos de personas fallecidas y, en actividad trasplantadora, sólo superado por Estados Unidos, según se desprende del último informe del Observatorio Mundial de Donación y Trasplante que desde hace 17 años gestiona la Organización Nacional de Trasplantes (ONT).

El ministro de Sanidad, José Miñones, valoró «el liderazgo de España en donaciones y trasplantes de órganos». En este sentido, manifestó «su profundo agradecimiento a la labor de los profesionales que participan en cada una de las fases del proceso», así como la coordinación de la ONT y las comunidades autónomas.

En la misma línea, aplaudió el ministro «la solidaridad de la sociedad española y la grandeza de las familias que cada día dicen sí a la donación que permite salvar o mejorar muchas vidas». «Son ellos los protagonistas del éxito mundial del modelo español de donación y trasplante», ha añadido.

El Observatorio Mundial reflejó la importante contribución española a la donación de órganos. España aportó el pasado año el 24% de las donaciones de órganos de la UE y el 5% de las registradas en el mundo, pese a que España apenas representa el 11% de la población europea y el 0,6% de la mundial.

Quizás también te interese:  La clave del éxito en entornos urbanos: la importancia de la empatía en las relaciones interculturales

«Este éxito refleja la robustez del Modelo Español que se basa en un impecable sistema de gestión cuyo pilar fundamental es el coordinador de trasplantes», resaltó Sanidad.

Con una tasa de 47 donantes por millón de población (p.m.p) en 2022, España se mantiene como el país con mayor actividad de donación a nivel global, seguido de Estados Unidos, con 44,5 donantes p.m.p.

En lo que respecta a la actividad trasplantadora, España alcanzó una tasa de 115,3 trasplantes p.m.p en 2022, una cifra que sólo superó Estados Unidos, con 130,7 trasplantes p.m.p, lo que se justifica por el perfil de sus donantes fallecidos, más jóvenes y con menor comorbilidad, así como por la importante actividad trasplantadora de donante vivo en el país norteamericano. El incremento de donación que ha experimentado Estados Unidos en los últimos años está muy vinculado a los fallecimientos por sobredosis de drogas en el contexto de una crisis socio-sanitaria que golpea duramente a este país. Mientras que los donantes fallecidos por sobredosis de drogas son una excepción en España, en Estados Unidos el 17% de sus donantes fallecen por esta causa.