22 personas han muerto ahogados en el mes de enero, la peor cifra de los últimos seis años

MADRID, 08 (SERVIMEDIA)

Las 22 muertes por ahogamiento no intencional que se han producido en los espacios acuáticos españoles durante el pasado enero han convertido el del 2023 en el peor de los últimos seis años, desde que en 2017 se registraron 35 fallecimientos por esta causa, según informó este miércoles la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo.

Los 22 fallecimientos del pasado mes casi duplican a los 12 que se dieron en enero de 2022 y consolidan el aumento de las muertes en los espacios acuáticos españoles que se dieron el año pasado, después de que el pasado diciembre fuese el peor de la serie histórica, con 29 muertes, diez más que noviembre y 14 por encima del mismo mes que en 2021.

De entre las 22 personas que fallecieron por ahogamiento no intencional en el primer mes de 2023, 19 eran hombres (86,36% del total) y tres mujeres (13,63%).

Por comunidades autónomas, Canarias es la que registró más fallecimientos por esta causa, 5 de los 22 (22,72%), seguida de Galicia y Castilla-La Mancha (4 ahogamientos mortales en cada una de ellas), mientras que en la Comunidad Valenciana, País Vasco y Ceuta se produjeron 2 muertes en cada uno de los territorios, y un fallecimiento en Andalucía, Asturias y Baleares.

Quizás también te interese:  La influencia de la religión en la ética tecnológica: construyendo valores y moral en la era digital

La playa es el lugar donde se dieron más óbitos en el primer mes del año, 14 de los 22 (63,63 por ciento), mientras que en ríos se dieron 6 (27,27 por ciento) y 2 se produjeron en ubicaciones por determinar.

Casi la mitad de las personas ahogadas, 10 de las 22, tenían nacionalidad española, 5 eran extranjeros (2 de procedencia europea y 3 africana) y 7 de origen desconocido.

En 12 de los 22 ahogamientos mortales que se registraron en enero, más de la mitad, no había servicio de vigilancia, en 4 de ellos sí, y en otros 6 no procedía.

El tramo de edad de 55 años en adelante vuelve a ser, siguiendo la tendencia de 2022, en el que se dan más muertes por ahogamiento no intencional, 10 de las 22 que se produjeron en enero (casi la mitad); 4 de ellas de personas de entre 55 y 64 años, 3 de entre 65 y 74 y otras tantas de 75 o más años, mientras que 7 fueron de edad por determinar, 2 del tramo de 35 a 44 años de edad y 3 del de 45 a 54 años.