Acción contra el Hambre suspende parte de sus actividades en Níger tras el golpe de Estado

– La ONG está «en alerta» para poder reanudarlas lo antes posible

MADRID, 27 (SERVIMEDIA)

Los equipos de Acción contra el Hambre anunciaron este jueves que suspenden parte de sus actividades en Níger después de que ayer, 26 de julio, la guardia presidencial del país retuviera al presidente, Mohamed Bazoum, dentro del Palacio Presidencial. Además, las autoridades militares impusieron un toque de queda durante la noche, seguido del cierre de las fronteras aéreas y terrestres.

Según Acción contra el Hambre, «estos acontecimientos ocurren cuando el país pasa por su peor crisis en una década, agravada recientemente por una estación de lluvias tardía y largos períodos en los que se intercalaron sequía e inundaciones».

Según la ONG, es precisamente en este periodo y hasta finales de agosto cuando aumentan considerablemente los casos de malnutrición infantil y, por ello, sus intervenciones «se hacen todavía más necesarias». A finales de 2022, alrededor de cuatro millones de personas necesitaban ayuda humanitaria urgente en Níger.

Los equipos de Acción contra el Hambre, además, trabajan para mejorar el acceso a atención primaria, salud sexual y reproductiva, además de en tratar de prevenir la desnutrición infantil. También construyen pozos de agua potable, rehabilitan letrinas y distribuyen alimentos, kits de semillas, además de dinero en efectivo a personas vulnerables en periodos de escasez.

Quizás también te interese:  Los Cermis autonómicos demandan el máximo rango institucional para el nuevo Centro Europeo de Accesibilidad Universal y que se radique en España

Por otra parte, desde la organización humanitaria se está haciendo un seguimiento de la situación en el país «con el objetivo de reactivar, lo antes posible, aquellos programas que ha tenido que suspender temporalmente».

La organización Acción contra el Hambre está presente en Níger desde 1997. «En las regiones de Maradi, Tahoua y Diffa trabajamos apoyando y acompañando a las estructuras sanitarias locales y regionales que luchan contra la desnutrición», explicó la entidad.