Air Europa cancela las programaciones hacia Latinoamérica de septiembre

Así lo ha anunciado esta semana la aerolínea. Los vuelos previstos para el mes de septiembre hacia Argentina, Bolivia, Colombia, Paraguay y Perú quedan suspendidos y tan solo contará con un vuelo semanal que conecte a sus pasajeros en operaciones de repatriación desde España.

Todo ello ha sido publicado en su propia web, en la que justifican esta medida explicando que “Debido al cierre del tráfico de pasajeros por la pandemia en algunos países de América, nos hemos visto obligados a cancelar las operaciones previstas para el mes de septiembre, estas incluyen los vuelos a y desde Argentina, Bolivia, Colombia, Paraguay y Perú”.

Pese a esta restricción de rutas, lo cierto es que la compañía aérea no cesará los vuelos de largo radio a otros destinos como Guayaquil, Miami, Nueva York, Quito, San Pedro Sula, Santo Domingo y Sao Paulo.

Con esta medida, más allá de respetar las medidas de seguridad impuestas en algunos países de Latinoamérica con respecto a los pasajeros que entran en su territorio, también busca paliar el descenso de reservas que, según algunos datos publicados por AENA, podría rondar incluso el 70% para aerolíneas como Ryanair, Iberia o la propia Air Europa, quien cerró julio con 540.094 pasajeros, un 71% menos de los registros del año anterior.

Ante esta nueva medida, que busca también paliar la situación económica de la compañía, Air Europa ya ha confirmado que los pasajeros que se vean afectados por estas nuevas cancelaciones de ruta recibirán un mail en el que se les informará de las posibilidades para cambiar la fecha del vuelo o solicitar un vale que se pueda canjear durante un periodo de un año. Por ahora, la mención a reembolso queda guardada en el cajón intentando mantener los ingresos ya recibidos.

Todo ello en el contexto en el que el rescate que parecía iban a poder solicitar, se verá comprometido ante el rechazo a que Iberia pueda hacerse con una compañía saneada que pondría en entredicho la ayuda pública y perjudicaría directamente a otras aerolíneas como Plus Ultra o la propia Ryanair que ya han avisado de poner en marcha tantas medidas jurídicas como sean necesarias para evitarlo. Todo pese a que el gobierno busca evitar la quiebra de la compañía que comprometería los trabajos de miles de personas vinculadas a la firma.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies.    Ver Política de cookies