El mundo duplica los plásticos en dos décadas y apenas recicla un 9%, según la OCDE

MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

La humanidad produce actualmente el doble de residuos plásticos que hace dos décadas y la mayor parte termina en vertederos, se incinera o acaba en el medio ambiente, mientras que sólo un 9% se recicla con éxito, según apunta la OCDE en un informe dado a conocer este martes.

El primer ‘Panorama global de plásticos’ de la OCDE muestra que el aumento de la población y los ingresos impulsan un «aumento implacable» de la cantidad de plástico que se usa y se desecha, mientras decaen las políticas para frenar que terminen en el medio ambiente.

Casi la mitad de los residuos plásticos se generan en los países de la OCDE, con una media de 114 kilos por persona. La generación varía entre los 221 kilos per cápita en Estados Unidos y los 69 kilos de Corea del Sur y Japón.

La mayor parte de la contaminación plástica proviene de la inadecuada recogida y eliminación de macroplásticos, pero, según la OCDE, también son un grave problema los microplásticos (polímeros sintéticos de menos de cinco milímetros de diámetro) procedentes de gránulos de plástico industrial, textiles sintéticos, marcas viales y desgaste de neumáticos.

Los países de la OCDE están detrás de un 14% de las fugas totales de plástico en el medio ambiente (un 11% de las de macroplásticos y un 35% de las de microplásticos).

El informe señala que la cooperación internacional para reducir la contaminación plástica debe incluir el apoyo a los países pobres en el desarrollo de una mejor infraestructura de gestión de residuos para reducir sus tasas de plástico que terminan en el medio ambiente.

RECUPERACIÓN TRAS LA COVID

Por otro lado, la OCDE apunta que la crisis de la covid-19 redujo un 2,2% el uso de plásticos en 2020 debido a la desaceleración económica, pero han aumentado los residuos por un incremento de la basura, los envases de comida para llevar y los equipos médicos elaborados con plásticos, como las mascarillas. A medida que se reanudó la actividad económica en 2021, el consumo de plásticos también subió.

Reducir la contaminación por plásticos requerirá acción y cooperación internacional para reducir la producción de plástico, incluso a través de la innovación, un mejor diseño de productos y el desarrollo de alternativas ecológicas, así como esfuerzos para mejorar la gestión de desechos y aumentar el reciclaje, según la OCDE.

Esta organización apunta que hay prohibiciones e impuestos sobre los plásticos de un sólo uso en más de 120 países, pero son insuficientes para reducir la contaminación general. La mayoría de las regulaciones se limitan a elementos como las bolsas de plástico, que constituyen una pequeña parte de los residuos plásticos y son más eficaces para reducir la basura que para frenar el consumo de plásticos.

Los impuestos sobre vertederos e incineración que incentivan el reciclaje sólo existen en una minoría de países. Las perspectivas exigen un mayor uso de instrumentos, como planes de responsabilidad ampliada del productor para el embalaje y los bienes duraderos, impuestos sobre los vertederos, sistemas de depósito y retorno de envases, y pago por uso de determinados plásticos.

La mayoría de los plásticos que se usan hoy en día son vírgenes o primarios, hechos de petróleo crudo o gas. La producción mundial de plásticos a partir de plásticos reciclados, o secundarios, se ha más que cuadruplicado al pasar de 6,8 millones de toneladas en 2000 a 29,1 millones de toneladas en 2019, pero sigue siendo sólo un 6% del tamaño de la producción total de plásticos.

Según la OCDE, se necesita hacer más para crear un mercado separado y que funcione bien para los plásticos reciclados, que todavía se consideran sustitutos del plástico virgen. Establecer objetivos de contenido reciclado e invertir en tecnologías de reciclaje mejoradas podría ayudar a que los mercados secundarios sean más competitivos y rentables.

MÁS DATOS

El informe indica que el consumo de plástico se ha cuadriplicado en los últimos 30 años, impulsado por el crecimiento en los mercados emergentes. La producción mundial de plásticos se duplicó entre 2000 y 2019 hasta alcanzar los 460 millones de toneladas. Los plásticos representan un 3,4% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

La generación global de desechos plásticos se duplicó con creces entre 2000 y 2019 hasta los 353 millones de toneladas. Casi dos tercios de los residuos plásticos provienen de plásticos con una vida útil de menos de cinco años, con un 40% procedente de envases, un 12% de bienes de consumo y un 11% de prendas de vestir y textiles.

Sólo un 9% de los desechos plásticos se recicla (un 15% se recicla para reciclar, pero un 40% se desecha como residuo), otro 19% se incinera, el 50% acaba en vertederos y un 22% evade los sistemas de gestión de residuos y va a vertederos no controlados, se quema a cielo abierto o acaba en medios terrestres o acuáticos, especialmente en los países más pobres.

En 2019, unos 6,1 millones de toneladas de residuos plásticos se filtraron a los medios acuáticos y 1,7 millones a los océanos. Ahora hay unos 30 millones de toneladas de desechos plásticos en los mares y océanos, y otros 109 millones se han acumulado en los ríos.

La OCDE propone considerar las cadenas de valor globales y el comercio de plásticos, alinear los enfoques de diseño y regular los productos químicos para mejorar la circularidad de los plásticos. Un enfoque internacional de la gestión de residuos debería conducir a la movilización de todas las fuentes de financiación disponibles, incluida la ayuda al desarrollo, para ayudar a los países de ingresos bajos y medianos a cubrir los costes estimados de 25.000 millones de euros al año para mejorar la infraestructura de gestión de residuos.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad