El rey Mohamed VI recibe a Sánchez y sellan el reencuentro tras el giro español sobre el Sahara

El rey Mohamed VI recibió este jueves al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en el Palacio Real de Rabat, con lo que ambos sellan el inicio de una nueva relación diplomática entre España y Marruecos tras el cambio de postura sobre el futuro del Sahara.

Sánchez llegó a Rabat sobre las seis de la tarde. Fue recibido a pie de escalerilla por el jefe del Gobierno marroquí, Aziz Ajanuch. Acto seguido, se desplazó hacia el Palacio Real para la recepción con el rey alauí.

Con cierto retraso sobre la hora prevista, Mohamed VI y Sánchez se saludaron de pie, se estrecharon la mano ante los medios gráficos para, acto seguido, sentarse entorno a una mesa que fue presidida por el rey. A ambos lados, se situaron las delegaciones de uno y otro país.

En la reunión con el rey, además de Sánchez, estaban los dos ministros de Exteriores: el español José Manuel Albares, y el marroquí, Naser Burita. También el embajador de España en Rabat, Ricardo Díez Hochleitner. Junto al rey alauí, estaba el consejero real Fouad Ali El Himma, y la embajadora del reino marroquí en Madrid, Karima Benyaich.

Según los presentes, Mohamed VI y Sánchez comenzaron a hablar en español y el presidente le remitió al marroquí recuerdos del jefe del Estado, el rey Felipe VI.

Quizás también te interese:  Alegría afirma que la cumbre de la OTAN fue "éxito" para España

Después de la reunión, el rey invitó a Sánchez a participar en la ceremonia del ‘iftar’, la rotura del ayuno durante el mes del ramadán en la cultura islámica.

Según informaron fuentes de La Moncloa, «ambas partes mostraron voluntad de profundizar las relaciones en esta nueva etapa», tras un cita en la que hubo «gran cordialidad» evidenciada en la «mezcla de español y francés».

Desde el entorno de Sánchez señalaron que Mohamed VI le ha recordado su anterior visita, la que tuvo lugar en noviembre de 2018, así como que es «primer ministro que él recuerda que duerme en Rabat».

Según el comunicado difundido por el Gabinete Real alauí, se inaugura con este encuentro «una etapa inédita en las relaciones entre los dos países».

Una reunión en la que, según el comunicado, Sánchez reafirmó «la posición de España sobre la cuestión del Sahara, considerando la iniciativa marroquí de autonomía como la base más seria, realista y creíble para la resolución del diferendo».

Ambos, según esa versión, reiteraron «la voluntad de abrir una nueva etapa en las relaciones entre ambos países, basada en el respeto mutuo, la confianza recíproca, la concertación permanente y la cooperación franca y leal». Y se acordó «poner en marcha acciones concretas en el marco de una hoja de ruta que abarque todos los ámbitos de la asociación, y que integre todas las cuestiones de interés común».

Quizás también te interese:  El Gobierno asegura que "no está" ahora mismo en aplicar el 155 a Castilla y León

(SERVIMEDIA | May Mariño, enviada especial)