España se acerca a los 3,4 millones de personas con discapacidad acreditada en 2022

– Son casi 45.000 personas más que en 2021

MADRID, 04 (SERVIMEDIA)

España contaba con 3.391.955 personas con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33% a 31 de diciembre de 2022, lo que supone 44.472 personas más que en el período anterior, según los datos del Imserso.

De todas ellas, el 42,6% tienen reconocido entre el 33% y el 44% de discapacidad; el 18,2% entre el 45% y el 63%; al 23,8% les calificaron con grados del 64% al 74%, y un 15,3% presentan un grado de discapacidad del 75% o superior.

Por edades, el 40,2% de quienes tienen un reconocimiento administrativo de discapacidad se sitúan en el grupo de los 35 a los 64 años. Otro 28,4% se encuentra en el grupo de edad de 65 a 79 años; un 19,5% están en el grupo de 80 años y más, y el 11,9% se sitúa en los grupos de edad menores de 34 años.

De las 3.391.955 personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33%, el 50,2% son hombres y el 49,8%, mujeres. La presencia de los varones es mucho más acusada de los 18 a los 64 años, y es solo a partir de los 80 años donde las mujeres suponen el 62,6% del total de las personas en ese grupo de edad.

Quizás también te interese:  Los chalecos son "la protección más eficaz" para los niños en el agua según OCU, que recomienda "priorizarlos"

Según la estadística del Imserso, las mujeres presentan grados de discapacidad más altos que los varones. De hecho, de las 519.756 personas reconocidas con un grado superior al 75%, el 54,3% son mujeres.

DEFICIENCIAS

En el conjunto de la población española, el tipo de deficiencia más frecuente es el osteoarticular (20,57 casos por cada mil habitantes), seguido de las demencias y los trastornos mentales (12,62 casos por cada 1.000 habitantes).

Las comunidades autónomas con más personas con discapacidad reconocida en términos absolutos son Cataluña (629.440 personas), Andalucía (582.566 personas) y la Comunidad de Madrid (397.747 personas).

Sin embargo, Melilla encabeza el ranking en términos relativos, con 135 casos por 1.000 habitantes. Tras ella aparecen el Principado de Asturias, con 114,64 casos, y Cantabria, con 105,3 casos por 1.000 habitantes.

Desde el Imserso apuntaron que la reducción en los datos que ofrece la Comunidad de Madrid se debe a la introducción de una nueva plataforma informática, que ha depurado el sistema para evitar duplicidades, dar de baja las defunciones y considerar los casos de menores sin documentación.