España y Dinamarca urgen a la UE a «garantizar» los derechos y el empoderamiento de niñas y mujeres

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)

El presidente de España, Pedro Sánchez, y la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, urgen a la Unión Europea a «garantizar» que se ponen «los derechos y el empoderamiento de las niñas y mujeres en el centro» del compromiso global, porque aún hay que «hacer mucho más» para alcanzar la igualdad.

Así lo demandan en un artículo conjunto publicado en ‘El País’, recogido por Servimedia, en el que recuerdan que Ucrania no podrá celebrar este año el 8-M pero añaden que los ucranianos «no deben dudar nunca de nuestro firme apoyo». «Su valiente resistencia nos recuerda de forma contundente por qué nosotros hemos luchado por nuestros derechos y valores fundamentales y por qué debemos continuar defendiéndolos», afirman.

Sánchez y Frederiksen, que recientemente estuvo en Madrid, destacan que «Europa es, sin duda, unos de los mejores lugares del mundo para las mujeres, pero los avances son desiguales y lentos».

Por ello, ambos líderes consideran necesario que la UE «y cada uno de sus Estados miembros defiendan los derechos de las mujeres y las niñas. Porque no existe democracia plena si se niegan derechos fundamentales a más de la mitad de la población».

Tras destacar que tanto Dinamarca como España son «referentes por promover la igualdad real» indican que el ritmo de la UE, pese a que va en una línea «positiva», «necesitaría casi tres generaciones para lograr la paridad de género», según certifica el Instituto Europeo para la Igualdad.

Sánchez y Frederiksen denuncian que es «muy grave el retroceso en derechos que han experimentado algunos países de nuestro entorno» y ponen en valor las medidas nacionales que Dinamarca y España han impulsado, como la baja de paternidad para autónomos, en el caso de Dinamarca, o las 16 semanas de permiso por nacimiento, en España.

Los dos mandatarios comparten una «especial preocupación» por la «violencia machista, una de las mayores expresiones de terror que perviven en nuestras sociedades».

Así, Sánchez y Frederiksen aseguran que España y Dinamarca pueden «liderar en Europa e internacionalmente esta lucha» y afirman que en la UE existen razones para alentar a todos los Estados miembros a ratificar con urgencia el Convenio de Estambul, un tratado histórico que nos permita abordar la violencia machista en el escenario global».

Por todo ello, ambos sostienen que «la Unión Europa tiene que continuar erigiéndose en todo el mundo como el más firme partidario de los derechos de las mujeres y las niñas y su capacidad para tomar decisiones sobre su vida, su cuerpo y su futuro».

«Europa es líder en políticas públicas igualitarias, pero sin duda podemos y debemos hacer mucho más. Los gobiernso de Dinamarca y España nos comprometemos a ello», dicen Sánchez y Frederiksen en su artículo conjunto.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad