La Audiencia Nacional rechaza la recusación de Camps al presidente del tribunal que le juzgará por ‘Gürtel’

MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha rechazado de plano la recusación planteada por el expresidente de la Generalitat Francisco Camps contra el presidente del tribunal que le juzgará en la pieza Orange Market del ‘caso Gürtel’, José Antonio Mora Alarcón.

En una providencia conocida este jueves, la Sala rechaza todos los argumentos esgrimidos por el expresidente de la Generalitat para apartar en este caso al presidente de la Sección y del tribunal del ‘caso Gürtel’.

Los jueces recuerdan que Camps ya conocía la composición del tribunal desde que le fue notificada el 13 de diciembre del año pasado, habiendo trascurrido con creces el plazo de diez días establecido en la ley para plantear un incidente de recusación.

Del mismo modo, también habría sobrepasado el plazo de diez días desde que le fue notificado el auto de inadmisión de la recusación que planteó para apartar al magistrado José Ricardo de Prada, resolución que fue redactada por el ahora recusado Mora Alarcón, por la que solicitaba dejarle fuera del tribunal.

JUSTICIA EUROPEA

La Sala desactiva así el enésimo intento del expresidente valenciano para retrasar y evitar ser juzgado. El pasado 14 de febrero la Audiencia Nacional rechazó la solicitud de Camps de elevar al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) varias cuestiones prejudiciales relacionadas con el respeto al principio de presunción de inocencia en lo tocante a su implicación en el ‘caso Gürtel’, por el que será juzgado próximamente.

Quizás también te interese:  Marlaska llama a la tranquilidad porque está garantizada la "protección y seguridad" de las comunicaciones del Gobierno

Así, la Sección Segunda de la Sala de lo Penal desestimó la petición del expresidente por entender que en este momento del proceso no hay «necesidad alguna» de plantear una cuestión prejudicial a la justicia europea.

Francisco Camps está al borde de sentarse en el banquillo en relación a la contratación de la empresa Orange Market, la rama valenciana de la trama ‘Gürtel’, para montar el expositor de la Comunidad Valenciana en la feria Fitur del año 2009. Esa contratación irregular podría suponer una condena de hasta dos años y medio de prisión, como pide la Fiscalía, por los delitos de prevaricación y fraude.

La defensa del expresidente valenciano quería que se volvieran a analizar varios momentos procesales que le afectan teniendo en cuenta una directiva del Parlamento Europeo y del Consejo que refuerzan distintos aspectos relacionados con la presunción de inocencia y el derecho a estar presente en el juicio y que aún no se ha traspuesto a la legislación española, rebasando el plazo para ello.

Sin embargo, la Sala considera que estos elementos son «propios del juicio oral» y deben ser valorados a lo largo de la vista por el tribunal que deberá dictar sentencia sobre Camps. El expresidente valenciano está usando todos los recursos a su alcance para evitar ser juzgado o para tenerlo lo más fácil posible. En esa línea, recusó al magistrado José Ricardo de Prada, uno de los que le juzgarán, por entender que no es imparcial, pero la Audiencia Nacional rechazó apartarle.

Quizás también te interese:  Bolaños destaca que se va a saldar una deuda con millones de españoles