La Guardia Civil ayuda a desarticular una trama europea que defraudó 38 millones con el IVA de automóviles

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

La Guardia Civil ha colaborado para desarticular una organización criminal europea a la que se le atribuye un volumen de negocios fraudulento estimado en 225 millones de euros y un fraude del IVA que asciende al menos a 38 millones de euros.

Según informó este viernes el Instituto Armado, la ‘operación Huracán’ ha sido dirigida por la Fiscalía Europea y con el apoyo de Europol.

En España las actuaciones han sido desarrolladas, bajo la coordinación de la Unidad Técnica de Policía Judicial, por las Unidades Orgánicas de Policía Judicial de la Guardia Civil de Almería, Cádiz, Girona, Guipúzcoa, Málaga, Murcia, Pontevedra y Valencia.

A la trama contra la que se ha actuado se le atribuye un volumen de negocios fraudulento estimado en 225 millones de euros y un fraude del IVA que asciende al menos a 38 millones de euros.

2.000 INVESTIGADORES

La investigación y la acción conjunta desarrollada en Bélgica, Alemania, Hungría, Italia, Países Bajos, Portugal y España han contado con el apoyo de la red operativa @ON, financiada por el proyecto ISF4@ON de la UE.

Un equipo de más de 2.000 investigadores policiales, fiscales y aduaneros de los siete países europeos indicados han llevado a cabo más de 450 registros y han intervenido bienes inmuebles, vehículos y diversa documentación relacionada con la investigación.

Quizás también te interese:  El Gobierno flexibilizará las ayudas para frutas, hortalizas y viñedos

En España las actuaciones han sido desarrolladas, bajo la coordinación de la Unidad Técnica de Policía Judicial, por las Unidades Orgánicas de Policía Judicial de la Guardia Civil de Almería, Cádiz, Girona, Guipúzcoa, Málaga, Murcia, Pontevedra y Valencia.

La investigación comenzó con un informe de una autoridad fiscal de Italia dirigido a la Fiscalía Europea en enero de 2021. Dicha autoridad habría recibido una alerta cuando empresas registradas en Italia y Hungría, tras la adquisición de un elevado número de automóviles procedentes de Alemania y su posterior venta a particulares y empresas de otros países de la UE, no habían pagado el IVA al Estado italiano.

Los Fiscales Europeos Delegados, junto con investigadores de la Oficina Central de la Fiscalía Europea, consiguieron descubrir una red de «empresas trucha» (‘missing traders’) y el grupo de delincuencia organizada que estaba detrás de la trama de fraude del IVA.