Las mujeres que trabajan en el sector de la salud ganan un 24% menos que los hombres, según un informe mundial

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

Las mujeres que trabajan en el sector de la salud se enfrentan a una brecha salarial de género más grande que en otros sectores económicos, al ganar un 24% menos de media que los hombres en sus mismos puestos, según un nuevo informe conjunto realizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

‘La brecha salarial de género en el sector de la salud y la atención: un análisis global en tiempos de Covid-19’ es el «análisis más completo del mundo» sobre las desigualdades salariales de género en la salud, explicó este jueves la OMS. Entre sus principales conclusiones se encuentra «una brecha salarial de género bruta de aproximadamente 20 puntos porcentuales, que salta a 24 puntos cuando se tienen en cuenta factores como la edad, la educación y el tiempo de trabajo».

La explicación de parte de la brecha salarial puede deberse a la «discriminación hacia las mujeres», que representan el 67% de los trabajadores de la salud y los cuidados en todo el mundo. El informe también concluyó que los «salarios en el sector de la salud y la atención tienden a ser más bajos en general, en comparación con otros sectores económicos». Esto concuerda con la conclusión de que los salarios a menudo son más bajos en los sectores económicos donde predominan las mujeres, según explicaron los autores del informe.

Incluso con la pandemia de la covid-19 «y el papel crucial desempeñado por los trabajadores de la salud y los cuidados, sólo hubo mejoras marginales en la igualdad salarial entre 2019 y 2020», destacó el estudio. Además, se detecta una amplia variación en las brechas salariales de género en diferentes países, «lo que sugiere que las brechas salariales en el sector no son inevitables» y que «se puede hacer más» para cerrarlas». «Dentro de los países, las diferencias salariales tienden a ser más amplias en las categorías salariales más altas, donde los hombres «están sobrerrepresentados».

Según el análisis, las madres que trabajan en el sector de la salud y la atención parecen sufrir mayores sanciones: «Durante los años reproductivos de una mujer, las brechas salariales de empleo y género en el sector aumentan significativamente. Estas brechas persisten durante el resto de la vida laboral de una mujer». En el informe se observa que «un reparto más equitativo de las obligaciones familiares entre hombres y mujeres podría, en muchos casos, dar lugar a que las mujeres tomaran decisiones laborales diferentes».

Las razones por las que las mujeres están menos remuneradas que los hombres con perfiles similares del mercado laboral en el sector de la salud «siguen siendo, en gran medida, inexplicables por factores del mercado laboral», según el informe.

Por su parte, Jim Campbell, director de Personal Sanitario de la OMS, concluyó: «La evidencia y el análisis en este informe innovador deben informar a los gobiernos, empleadores y trabajadores para que tomen medidas efectivas. Es alentador que los casos de éxito en varios países muestren el camino, incluyendo aumentos salariales y compromiso político con la equidad salarial».

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad