Alemania ya cerró escuelas en la vuelta al cole

En concreto dos. Que aunque no parece un número muy elevado, habría que revisar las cifras de rebrotes del país para poder contextualizarlo ya que, atendiendo a la curva de contagios que vienen experimentando desde que dieron por concluida la primera ola del virus – saldada en el país con 9260 fallecimientos y más de 217.000 contagios -, con 555 nuevos contagios a día de hoy, se encontrarían en el principio de una segunda curva de crecimiento tras conseguir en julio dar casi por finalizada la primera.

La Presidenta de la Asociación de Médicos de Alemania, Susanne Johna, ya ha declarado que “el número de infecciones aumenta constantemente. No es un aumento exponencial, pero existe”.

Además, atendiendo a la última encuesta del de IFO en el sentido escolar, realizada en junio el 38 por ciento de los niños estuvieron en la escuela un máximo de dos horas al día, el 74 por ciento un máximo de cuatro horas. Es decir, que fuera de la normalidad horaria, se dio real sentido a la necesidad de apurar las condiciones que permitieran la vuelta a las aulas siguiendo los consejos sanitarios para recibir educación presencial, aunque los expertos ya tienen claro que es el momento de plantear una nueva forma de educación distinta a la presencial absoluta en vista de lo que ha ocurrido esta primavera.

Y a las pruebas se remiten. En tan solo 5 días desde que arrancara el curso escolar alemán, ya han sido dos centros los que han tenido que clausurarse. De hecho, la voz de los epidemiólogos alemanes es clara: o se siguen a rajatabla protocolos en los centros atendiendo a las recomendaciones de higiene, distancia social y falta de comunicación e interrelación entre niños y profesorado, o se tendrá que normalizar el cierre de escuelas en el momento que aparezca un positivo para evitar un brote comunitario que pudiera dejar a cientos de personas contagiadas, tal como demostró la Universidad de Granada hace escasos meses (hablaban de cerca de 808 contagios en 48 horas en el momento que un niño, en un aula de 20, diera positivo).

¿Cómo será la vuelta al cole en Septiembre?

Aunque parece que la normalidad será apostar por la escuela presencial, pocos son los centros que se atreven a hablar de presencialidad 100% y normalidad en la vuelta al centro a tan solo un mes de tener que abrir las puertas.

Durante el verano, Administración y centros se supone que han estado definiendo distintos y posibles escenarios, pero sin dar pistas de realmente cuál será el modelo a seguir en caso de que, como hoy, el número de contagios siga creciendo hasta cifras parecidas a abril, cuando las escuelas e institutos, sin mencionar universidades, estaban sin actividad presencial.

Incertidumbre, esa es la palabra más escuchada. Porque salvando la distancia de 1.5 metros, no siempre sencilla en ratios y aulas actuales, ¿quién desinfectará los baños cada vez que vaya un niño? ¿o limpiará pomos y barandillas a su paso? Muchas son las preguntas que, para los padres, aún siguen sin respuesta a escasas semanas.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies.    Ver Política de cookies