El Cermi reivindica que la UE debe garantizar un modelo de educación inclusiva y de calidad

MADRID, 04 (SERVIMEDIA)

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) reivindicó este miércoles que la Unión Europea debe garantizar un modelo de educación inclusiva y de calidad, en todas las etapas educativas, más allá de las obligatorias. Es preciso promover entornos educativos y formativos adecuados a las necesidades individuales, minimizando las situaciones de abandono de la educación o el cambio a recursos poco enriquecedores para la persona.

Así lo manifestó la directora ejecutiva de Cermi, Pilar Villarino, durante su ponencia sobre educación no formal e informal en la Conferencia presidencial ‘Contribución de la educación a la promoción de los valores europeos comunes y de la ciudadanía democrática’ una de las actividades que se han llevado a cabo con motivo de la presidencia Española de la Unión Europea.

En este acto, moderado por el representante del CJE, Pablo Morente, participaron un representante de la Red Europea de Organizaciones Juveniles; el presidente de la Plataforma de Infancia, Carles López; la representante de European Association for the Education of Adults (EAEA), Anna Delort Puyol; y la directora ejecutiva de Cermi, Pilar Villarino, quien reclamó que «Europa debe preocuparse por reducir la tasa de abandono escolar, especialmente entre adolescentes con discapacidad». Para ello, indicó que es imprescindible mejorar los procesos de orientación, información y coordinación entre las instituciones, los centros, equipos y profesionales.

Quizás también te interese:  La Comunidad de Madrid reconoce al hospital Clínico San Carlos como centro de referencia en tumores raros ginecológicos

Villarino puso de relieve la problemática en cuanto al aumento exponencial del grado de exclusión ante la intersección de la discapacidad con otros factores de discriminación, especialmente el de sexo y edad. Este hecho también afecta a la educación no formal e informal.

Además, el Cermi pidió «una Europa de las Personas, donde todas pueden alzar su voz, todas son visibles, todas tienen garantizado su derecho a participar en igualdad de condiciones» y resaltó que «esto aplica también a los espacios de educación no formal e informal y reclamó que Europa impulse la lucha contra el discurso de odio».