Madrid, ¿faro para los confinamientos en otras CCAA?

Madrid lleva pidiendo ayuda para poder gestionar el crecimiento de los contagios desde hace meses. Ya comenzó alzando la voz con los accesos desde Barajas que, por mucho que se diga que el índice de contagios llegados por las terminales ha sido mínimo, ha supuesto un coladero de asintomáticos que, junto con el relajo de las medidas en verano, ha traído un incierto otoño,

Tras la reunión entre el ejecutivo nacional y autonómico, quedó patente que Madrid es problema de todos. Es el centro neurálgico del país, uno de los lugares – junto con Barcelona o Sevilla, por poner ejemplos – que más movimiento y tránsito tienen. ¿Por qué? Porque son los referentes de empresas, entrevistas, médicos, hospitales y también, por qué no decirlo, comercio.

Eso hace que los desplazamientos desde ciudades y localidades colindantes para cualquier cosa sea, a diario, continuado. Al igual que ha sucedido siempre. De ahí las medidas de restricción de movilidad que se plantean, de cara a reducir el ámbito de contagio en una Comunidad Autónoma que vive de su capital, como lo hacen otras pequeñas capitales de provincia que con ella comparten límites autonómicos.

Es el caso de Guadalajara, Segovia, Toledo o, si se apura, incluso Ávila, pero también de las otras capitales que comunican directamente con ellas a través de puentes aéreos o líneas de ferrocarril de Alta Velocidad. Es, por tanto, de vital importancia tomar en cuenta su casuística, por mucho que a muchos ahora no les interese e incluso digan les indigne, para entender que Madrid debe ser el faro en el que deben reflejarse el resto de Comunidades Autónomas.

Madrid ya fue el referente en primavera y tiene visos de volver a serlo este otoño. Principalmente porque es la que mayor incidencia sufre y mayor presión hospitalaria y de ucis va teniendo en las últimas semanas, lo que hace que haya apostado por las restricciones no antes, pero si de una forma más polémica que otras Comunidades Autónomas.

Habrá que ver, este viernes, cómo se traduce el nuevo avance de restricciones que, parece, a priori, que seguirá la senda del confinamiento de zonas y no del confinamiento domiciliario. Al menos, por el momento.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies.    Ver Política de cookies