Varias Comunidades Autónomas empiezan a limitar el tabaco en la calle

Galicia fue la primera Comunidad Autónoma que, en vista de las cifras y rebrotes, decidió tomar cartas en el asunto y limitar las posibilidades de fumar en plena calle a no ser que se cumpla la estricta norma de mantener más de 2 metros de distancia sanitaria.

A ella, se empiezan a sumar otras como Canarias e incluso Madrid, que ya ha puesto sobre la mesa la posibilidad de hacer la consulta para ver si, dentro de la legalidad, sería posible limitar el poder fumar a casos muy concretos en la vía pública, pero siempre fuera de terrazas, por ejemplo. Y así, hasta 8 de las 17 CCAA.

Ocio nocturno y tabaco: los nuevos frentes que empiezan a preocupar

Más allá de las recomendaciones que llevan haciéndose a la sociedad y que tienen que ver con el uso de mascarilla (casi obligatorio ya en cualquier ciudad española, haya o no distancia de por medio), higiene de manos y distancia de seguridad, las cifras de contagios siguen creciendo y preocupando a las Autoridades, que ahora han puesto el foco de atención en el ocio nocturno y el tabaco.

Mientras que se ha vuelto a restringir el horario de los bares, pubs y discotecas en algunos casos, incluso como Canarias, cerrando el ocio nocturno pese a ser uno de los destinos turísticos de mayor relevancia de nuestro país, una de las medidas que empiezan a establecerse es, precisamente, para ayudar con el rastreo en el caso de que alguien diera positivo, la necesidad de registrar el haber estado en algún local disfrutando del ocio.

En un principio se prohibió incluso poder bailar para garantizar la distancia necesaria para no poner en riesgo, sin embargo, cada vez son más los brotes sociales que acaban teniendo como escenario este tipo de locales, no por el local en sí sino por los clientes que, asintomáticos, comparten espacio.

Con los mencionados registros se busca esa detección temprana que consiguiera controlar el brote y que evitara más contagios.

Algo similar ocurre con el humo del tabaco, que empieza a plantearse que puede ser un buen medio de conexión del virus con nuevas personas al llevar partículas de saliva al aire y poder ser canal de contagio. De ahí que haya prohibición expresa que, es probable, se vuelva norma de forma definitiva a nivel nacional en el corto plazo.

Euskadi no descarta nuevos confinamientos y Extremadura confirma segunda ola

Otra Comunidad que preocupa es la del País Vasco, que ve cómo los casos día a día van aumentando y teme que la severidad de la situación, con datos de contagio de plena primera ola en marzo, exija nuevos cierres para garantizar la salud de la población y el control de la crisis sanitaria que empieza a descontrolarse en hospitales nuevamente.

También Extremadura, a la vista de los nuevos datos, da por hecho que están viviendo la segunda ola de la pandemia y que necesitan volver a extremar medidas sanitarias para evitar los colapsos hospitalarios.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies.    Ver Política de cookies