No solo España, Europa se enfrenta a las cifras de abril de Covid-19

Cierto es que en nuestro país las cifras vuelven a dar vértigo. Ciudades como Madrid o Barcelona siguen incrementando contagios, ingresos y, por desgracia, fallecidos con Covid-19 como consecuencia de brotes de importancia que siguen intentando controlarse.

Aunque ahora mismo la presión a nivel sanitario es menor, la cifra de contagios hace presagiar que pronto empezarán los problemas de nuevo si no se consigue acertar con las medidas que controlen los brotes que van sumándose día a día en poblaciones, edificios, empresas, etc. Y todo, sin que la vuelta al cole haya comenzado.

Pero España no es la única que está viendo cómo los números no cuadran con las recomendaciones sanitarias y sus previsiones. Es Alemania el último país europeo que vuelve a cifras que no registraba desde abril. En concreto, a día de ayer, más de 1700 contagios fueron comunicados por las autoridades. Algo semejante a Reino Unido que, aunque sigue apostando por el uso de mascarillas limitado, no consigue frenar la escalada que ayer sumaba ya más de 800 casos y 16 fallecidos.

Y es que las cifras, a estas alturas, no dejan indiferente a nadie. Más de 22.4 millones de personas en todo el mundo se han contagiado de un virus al que se busca a marchas forzadas vacuna que inactive para tratar de que sumen las menos muertes posibles a las ya 788.000 existentes.

Europa, uno de los continentes más golpeados, cuenta con más de 3.5 millones de contagios que han derivado, en el peor de los casos, con más de 28.800 fallecidos.

Países europeos buscan frenar sus rebrotes

Aunque España e Italia fueron los países que peor lo pasaron durante la primavera, por contra, no han sido los que más fallecidos han sumado a sus cifras.

Francia, uno de los países donde los números están de nuevo creciendo, se plantea ya no solo el uso de mascarilla por la calle, sino también en el trabajo ya que ven cómo siguen creciendo el número de contagiados.

Alemania, quien ha tenido hasta ahora unas medidas menos estrictas que sus vecinos, tiene una única gestión en todo su territorio para controlar cualquier rebrote que supere los 50 contagios por cada 100.000 habitantes, confinando territorios si hiciera falta.

En comparación, España, desde que acabó el Estado de Alarma, tiene hasta 17 hojas de ruta, una por cada Comunidad Autónoma, lo que hace que dependiendo de la movilidad pueda ser complicado controlar de forma uniforme cualquier rebrote.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies.    Ver Política de cookies